A-A+Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Sarna

¿Qué es la sarna?

La sarna es una infestación causada por ácaros (insectos diminutos) caracterizada por la presencia de pápulas diminutas rojizas que provocan picazón intensa. Esta infección altamente contagiosa suele propagarse de persona a persona, durante el contacto físico estrecho o por compartir una cama. La picazón se origina cuando los ácaros cavan túneles en la piel, donde depositan sus huevos; unos días después, nacen nuevas larvas. La sarna afecta a las personas de cualquier edad. No obstante, se observa con mayor frecuencia entre los niños y adultos jóvenes.

¿Cuáles son los síntomas de la sarna?

Una vez que se ha producido el contacto con un niño infectado con sarna, pueden transcurrir de cuatro a seis semanas antes de que se presenten los síntomas.

En los niños menores de 2 años, las lesiones tienden a aparecer en la cabeza, el cuello, las palmas de las manos y las plantas de los pies. En niños mayores, las lesiones suelen estar localizadas en las manos, entre los dedos, en las muñecas, la cintura, los muslos, la parte inferior del abdomen, la ingle, rodeando los senos y en las axilas.

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la sarna. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Picazón, generalmente intensa.

  • Erupción, con pequeños granos o pápulas rojas.

  • Piel escamosa o con costras (cuando la condición se encuentra avanzada).

¿Cómo se diagnostica la sarna?

Para diagnosticar la sarna, el médico de su hijo observa la piel y los surcos producidos en ella. Es posible que se tome una muestra de piel por medio de raspado para examinarla con un microscopio y confirmar la presencia de ácaros.

Tratamiento de la sarna

La sarna responde a los tratamientos; normalmente, todos los miembros de un grupo familiar deben tratarse al mismo tiempo. El tratamiento específico será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la infestación.

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas para la trayectoria de la infestación.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Aplicación de pomadas y lociones medicinales, como soluciones de permetrina y lindano.

  • Medicamentos antihistamínicos por vía oral (para aliviar la picazón).

  • En algunos casos, se indica la aplicación de ungüentos tópicos.

Además, es importante lavar todas las prendas de vestir y ropa de cama con agua caliente y secarlas en una secadora con aire caliente. Los elementos que no pueden lavarse (por ejemplo, almohadas, animales de peluche) deben colocarse en una bolsa plástica durante al menos una semana.

La picazón puede persistir durante varias semanas después de que se inicia el tratamiento.